El hombre en busca de sentido

Análisis de la obra cumbre de Viktor Frankl. Este texto producto de las vivencias y reflexiones del autor en medio de diversos campos de concentración Nazi, nos presenta la forma en que se construye la más necesaria de las resiliencias.

Autor: Viktor Frankl

Nacido en Viena, Viktor Frankl había desarrollado su carrera de medicina con total libertad hasta alcanzar  el grado de especialista en neurología y psiquiatría. Su vida dio un giro cuando en 1941 fue capturado y enviado para el campo de concentración de Theresienstadt; ahí pasó la mayor cantidad de tiempo hasta que fue enviado a Auschwitz y posteriormente a Kaufering. De aquella experiencia escribe el texto  “El hombre en busca de sentido”, que en síntesis es la conclusión sobre el proceso de búsqueda de sentido en medio del escenario más hostil.  

La obra:

81D3oOzjGqL

En general nos encontramos ante  un relato corto,su primera edición no fue mayor a 100 páginas. A través de ellas,  el autor hace uso constante de estilo breve pero con una alta dosis de contenido. Son constantes las líneas y las frases que invitan a realizar una profunda reflexión, de este modo se van atravesando las  páginas descubriendo poco a poco la peor faceta del ser humano. 

Frankl aprovecha su condición de haber estudiado la mente humana para desarrollar una fortaleza necesaria en este contexto. De este modo el autor logró sobrevivir  en un escenario lleno de las más grandes crueldades. A su juicio, el hecho de ver esa realidad desde una óptica científica, es decir desde la observación y teorización, fue uno de los factores por los cuales sobrevivió al holocausto.   

KauferingIV
Campo de concentración Kaufering. Ahí Frankl pasó la mayor parte de su tiempo de cautiverio

El texto se nos presenta en tres partes, durante la captura, los días de cautiverio y después de la liberación. Su objeto de estudio son las mentes de los seres humanos enfrentadas ante el peor escenario posible. Los seres humanos quienes capaces hemos sido de generar las mayores obras de arte o los inventos para solucionar nuestros problemas cotidianos; también hemos sido ejecutores de un inefable salvajismo y así lo demuestra Viktor en el escrito.    

Frankl toca diversos temas acerca de las emociones y las condiciones presentadas en el campo de concentración.   En su condición de prisionero, quiso entender cómo las personas podían verle un sentido al sufrimiento que ellos soportaban. Los suicidios aunque eran constantes, no siempre fue la elección final tomada por cada uno de ellos. Hubo quienes a pesar de estar  atrapados en condiciones infrahumanas y con el sufrimiento golpeando diariamente, tuvieron fuerzas para resistir.  

 El tema de los campos de concentración ha sido fuertemente documentado, la evidencia histórica se construye con relatos y datos que nos hablan de cómo era en términos generales, lo que ahí sucedía. Más allá de pensar en cifras oficiales,  como el número total de los muertos o cuánta producción generaron para las empresas, la obra conecta con el sujeto al hacerle comprensible esa realidad a través de las propias emociones. 

Algunos elementos que particularmente me impactaron del texto fueron: 

1- La apatía: Esta se iba desarrollando con respecto a la vida o la muerte. Este es el estado al que se llega durante los años en los campos de concentración, donde de una manera perturbadora se aprende a convivir con la muerte. La apatía se reforzaba cada vez que algún conocido del campamento moría, la muerte siempre atacó de imprevisto e hizo su rostro más conocido. 

Con dicha apatía la única fuerza del ser humano, según el autor,  radica en sobrevivir. El hambre producto de casi ningún alimento diario, las jornadas extenuantes de trabajo, ser nombrado por un número, amenazas constantes y la incertidumbre por los suyos ,  son elementos constitutivos de la apatía conceptualizada por Frankl. 

2- La pérdida de individualidad:  En los campos de concentración  a las personas se les asignaba un número, por  lo que todo el ser que se había construido hasta dicho momento quedaba reducido a unas cifras. Sumado a lo anterior, todos los prisioneros  estaban obligados a dormir juntos en pequeños espacios, condenados a ser privados de su espacio personal. 

Por otro lado, se tenía que soportar las diferencias de personalidad de los unos a los otros, estas eran intensificadas por las condiciones a las cuales eran sometidos. El autor describe también las humillaciones sin sentido practicadas por los guardias o los capos. Estos últimos  eran judíos seleccionados para mantener el orden, pero que posteriormente adoptaron una postura de mostrarse fuertes ante sus considerados pares. 

3- La bondad o maldad de las personas no son visto desde un punto de vista absoluto. Habían prisioneros con cuestionables prácticas donde atacaban o robaban a sus compañeros. Hubo otros quienes después de la liberación justificaban algunos actos vandálicos, aludiendo al sufrimiento por el que tuvieron  que pasar, generaron una flexibilidad moral donde sentían que sus acciones no eran malas comparado con lo que tuvieron que pasar. 

Vale la pena destacar que  dentro de los guardias habían casos de bondad; existían diversas historias donde ellos ofrecieron un poco más de comida, protección especial o simple actos de empatía o compasión que ayudaron así sea mínimamente a soportar el sufrimiento diario. 

4-  Para resistir al día a día era  lo más importante era la propia mentalidad. Era común que las personas se dejasen morir en  medio de la nieve, mencionaba Frankl que había un aumento de muertos en las navidades o el año nuevo. Según su hipótesis, algunas personas se marcaban cierta fecha para poder resistir. 

La esperanza de que el fin de ese sufrimiento sería hasta cierto día límite, los llevaba a una profunda depresión cuando esos días eran alcanzados y todo seguía igual; el peso emocional era insoportable y  de este modo se dejaban morir sin ningún acto de resistencia

 El humor fue un arma utilizada por los propios prisioneros para poder ver un poco, desde una manera objetiva la realidad en que se hallaban. Varios de ellos trataban de burlarse de su situación como un mensaje de resistencia ante lo que ellos vivían. Finalmente los prisioneros empezaron a percibir en cosas  como la belleza de la naturaleza, atardeceres, amaneceres, estrellas o paisajes; una especie de calma ante el dolor cotidiano. 

5- Hay siempre algún grado de libertad a la hora de tomar acciones bajo estas condiciones. Frankl relata que había entre los prisioneros casos de personas que se ofrecían como ayudante de otros, a pesar de estar ellos en la misma situación. El altruismo nace realmente de nuestros seres y no es limitado o eliminado por las condiciones adversas.  Por último mencionaba Frankl que siempre la esperanza en un futuro mejor, era algo que los podía salvar de caer rendido en los campos. Pensar en una recompensa, como por ejemplo ver a un ser amado o buscar aferrarse al porvenir es claramente lo que separaba a quienes este contexto derrumbaba o fortalecía. 

Entrevista  a Viktor Frankl hablando de su obra

 

 

La obra finalmente es un texto donde el tema central es la vida. Ahí se nos invita a pensar a sobre qué es es lo verdaderamente importante. Es una obra adecuada para aquellos que quieran ver cómo se levanta y qué puede mantener una vida cuando se ha llegado a la peor de la situaciones. Es una obra positiva en la medida que nos permite ver la vida como algo que vale la pena, a pesar de los sufrimientos inherentes a ella. 

Frankl nos da la oportunidad con su pluma y  su conocimiento de la mente, de poder viajar por lo que nuestras emociones puedan encontrarse ante la hostilidad. La condición y la fuerza mental requerida para sobrevivir a estas situaciones, es un valor fuertemente adquirido y que busca dar sentido y explicación a una insignificante existencia. Una obra completamente necesaria si se quiere pensar en esto que llamamos vida o muerte. 

 

 

Un comentario sobre “El hombre en busca de sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s