Colombia y el Coronavirus – Razones para un escéptico optimismo

 

El presente texto es producto del análisis de datos sumado con la recolección de evidencia científica, todo ello realizado con el fin de entender mejor la pandemia. Asumo con la necesaria humildad del caso, que aún falta mucho por descubrir del virus y su comportamiento. Por tal motivo, ciertos elementos de  esta texto pueden ir quedando obsoletos en el tiempo. El escrito toma como base un análisis hecho hasta el día de hoy  5 de mayo de 2020. Inicialmente entenderemos algunos asuntos globales del virus para después centrarnos en Colombia. 

Lo que hoy sabemos del virus y de la enfermedad es producto del  trabajo colectivo de la ciencia. Esta se ha encargado en cuestión de meses entender un fenómeno que en cualquier otro momento de la historia hubiera sido más desconocido y por ende más mortal. Esta es la primera gran noticia, estamos en el mejor tiempo de la historia para poder enfrentar una pandemia a través de las armas del conocimiento. 

A modo de introducción es necesario  diferenciar los diversos conceptos que escuchamos o leemos a diario. Un enemigo de la buena información es precisamente confundir palabras, o creer que todas tienen un significado intercambiable.

Coronavirus:  Son una familia de virus a la cual los humanos hemos sido expuestos anteriormente. Es decir, tenemos diferentes tipos de coronavirus en el medioambiente, y es probable que nos hayamos infectado alguna vez de cualquiera de sus formas.

Sars-Cov 2: Es el virus que causó la pandemia actual, pertenece a la familia del coronavirus y la evidencia por el momento apunta a que es producto de transmisión natural.

Covid-19: Es la enfermedad producto del virus Sars-cov-2. Es necesario mencionar que no todas las personas que adquieren el virus terminan enfermandose de Covid-19. Como mencionaremos más adelante hay un considerable porcentaje de asíntomáticos que cumplen un importante rol en la transmisión de la enfermedad.

Un elemento fundamental para la comprensión de esta pandemia radica en evitar el pánico. Es necesario conocer la situación, pero asumiendo que esto no es la peste negra ni la gripe española del pasado siglo, hoy el mundo es diferente a lo que en ese tiempo se vivía. El entendimiento sobre qué son los virus, la acumulación de conocimiento sobre medicinas y los millones invertidos para acelerar estas investigaciones. Todo ello le irá dando a la humanidad un tratamiento efectivo más rápido que en cualquier otra pandemia enfrentada en el pasado. 

Recomiendo el siguiente video especialmente para entender cuál es el objetivo a la hora de enfrentar al Sars-cov-2. Hemos asumido que la enfermedad está con nosotros, lo importante ahora es que sea una pandemia lenta y no una rápida, para evitar así el colapso del sistema de salud.

 

 

  1. El virus llegó para quedarse:

La idea de eliminar el virus (al menos en Colombia) de circulación es imposible. Su velocidad de contagio sobrepasa la velocidad de nuestras acciones como sociedad. En este punto debemos asumir que debemos aprender a convivir con el Sars-Cov2, del mismo modo que lo hacemos con otros tantos virus que están en nuestro ambiente, incluido otros tipos de coronavirus.

Una de las ideas más importante que debemos entender es que el interés de un virus no es matar gente. Un virus lo que busca principalmente es reproducirse, por lo que para él no sirve de nada contagiar y matar rápido, simplemente porque esto le corta su capacidad de reproducirse. Esto último ha sido una de las razones por las cuales el ébola ha podido ser contenido durante sus brotes. 

Usualmente lo que llega a matar a las personas es la reacción del cuerpo con respecto a la llegada del Covid-19.  Por tal motivo, los sistemas inmunológicos más débiles, incluido los de ancianos y gente con otras condiciones desfavorables de salud (obesidad,  problemas respiratorios, etc)  son las víctimas favoritas de la enfermedad. 

el interés de un virus no es matar gente. Un virus lo que busca principalmente es reproducirse

A pesar de ello, ser anciano o tener otras condiciones no son sentencia de muerte. Dentro de todos los grupos poblacionales, la posibilidad de sobrevivir siempre es mayor, por no decir que mucho mayor  (Gráfico 1). Las razones para ello son los avances en los equipos de medicina  y un conocimiento médico acumulado que lo hace más efectivo. En este punto cabe preguntarse: ¿Por qué el mundo ha reaccionado de esta manera? 

table
Gráfico 1: porcentaje de letalidad dividido por población. Tomado de: https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30257-7/fulltext

Hay dos respuestas para ello: 1- Es un virus nuevo, por lo que la gran mayoría de las personas no tiene inmunidad contra él. 2- Su índice de letalidad está relacionada con la capacidad del sistema de salud para atender a los pacientes más graves, quienes recordemos son la minoría

El mundo occidental no se sensibilizó con lo ocurrido en Wuhan, para este lado del planeta la vida siguió muy normal hasta que llegó la situación de Italia y España. Ambos paises se vieron  desbordados en su sistema de salud, aspecto que aumentó la mortalidad en las dos naciones. Más adelante veremos qué ventajas tiene Colombia con respecto a Italia y España en este asunto. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el objetivo de la cuarentena en Colombia fue entre otros, darle tiempo al gobierno para poder mejorar el sistema de salud. Durante estas semanas se han comprado más camas, test y otro tipo de instrumentos que aumentarán la posibilidad de sobrevivir en los enfermos más graves. Esto último se hace asumiendo que desde el momento en que se empiecen a bajar las restricciones, el número de contagiados lógicamente va a aumentar.

           2. Número de contagiados y muertos hasta ahora

Por diferentes razones metodológicas, tanto el número oficial de muertos como de contagiados están por debajo de los reales. Sobre los muertos, podemos tomar el caso de diversos países de Europa cuyo conteo estaba concentrado en los hospitales. Con el paso de las semanas se ha ido revelando que en ancianatos o asilos ha habido  un considerable repunte en las muertes, algunas de ellas por Covid-19. 

Otra estadística que demuestra que el número oficial de muertos es menor al real, la encontramos en la desviación de muertes normales en una ciudad o país. Esto significa analizar el número de muertos esperables en un determinado lugar y ver cómo las estadísticas aumentan tras la llegada del Covid-19. 

coronavirus-missing-deaths-promo-1587448676216-superJumbo-v4
Gráfico 2: tomado de: https://www.nytimes.com/interactive/2020/04/21/world/coronavirus-missing-deaths.html.  En esta gráfica es evidente el inusual aumento de las muertes esperadas.

 

Ahora bien, este superávit de muertes no significa que todas sean por Covid-19. En este caso es necesario mencionar que al tiempo que combatimos el virus, nos estamos enfrentando a una de las más grandes crisis económicas de nuestro tiempo, el FMI la bautizó como El Gran Confinamiento.

A causa de esta crísis ecónomica, otra fuente para este aumento de muertes pueden ser: sucidios, ataques cardiacos productos del estrés, empeoramiento de otras enfermedades, etc. Esto ha sido también producto del estrés de la crisis económica más las consecuencias en salud mental de una cuarentena. 

Esto es preocupante, pero la diferencia entre muertos oficiales y reales es  mucho  menor que la de casos confirmados y casos reales. Un consejo que le doy a todos aquellos que siguen las noticias de covid-19 a diario, es que no se preocupen excesivamente por el número de casos confirmados.

Primero porque los casos van a seguir aumentando,  a la hora de la verdad lo importante no es que la gente se enferme sino que muera. Los datos sobre los casos confirmados son importantes para las autoridades regionales o nacionales, en especial para  hacer un rastreo del virus. Pero para los ciudadanos del común, estar obsesionado con el número de casos confirmados esperando que de un momento a otro desciendan; solo es un innecesario foco de ansiedad.  

Los casos confirmados desde un punto de vista acumulativo van a estar siempre en aumento.  Es más importante hacer un rastreo de los casos activos, teniendo en cuenta  el número casos confirmados menos la cantidad de muertos/recuperados oficiales. El Covid-19 nos va a arrebatar vidas y en este punto entiendo que puede ser algún ser cercano mío o del presente lector. Pero más allá de las desgracias que podemos enfrentar personalmente, la lucha contra la pandemia se debe ver desde un punto de vista más general. 

Pero la diferencia entre muertos oficiales y reales es  mucho  menor que la de casos confirmados y casos reales

Asumiento lo inevitable que será la muerte de seres humanos, el objetivo es tener la menor cantidad posible. Para ello hay que entender otras variables que serán importantes para combatir el brote.

             3. Casos asintomáticos 

Uno de los puntos cruciales para el entendimiento del virus es hablar sobre los casos asintomáticos. En esto quiero mencionar la diferencia entre casos asintomáticos con presíntomáticos. Los primeros son aquellas personas que adquieren el virus y prácticamente no se dieron cuenta  de su presencia. Los segundos se refieren a personas que fueron detectadas con el virus antes que la enfermedad generará sus conocidos síntomas. 

Me quiero concentrar sobre los primeros y reunir cierta evidencia científica que se ha conseguido sobre el tema. Según una investigación del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos,  se han determinado que el virus tiene una capacidad de infección de R=5.7 (1) sin ningún tipo de control.

Lo anterior significa que en promedio una persona en condiciones normales puede contagiar  entre 5 a 7 individuos. Ahora bien, este número puede variar conforme el éxito que tenga cualquier programa de aislamiento social. La idea es que se llegue a un rango donde cada persona pueda contagiar máximo a una más. 

 

En este apartado se muestra la importancia del aislamiento social, ya que si las personas estuvieran libremente en sus actividades cotidianas, el virus se hubiera extendido más rápido, poniendo en jaque al sistema de salud. Limitar el contacto con otros, precisamente le quita velocidad a la enfermedad. 

Las estimaciones sobre el número de asintomáticos varía según cada estudio, acá pondré unos ejemplos: 

  • En la investigación sobre el crucero Diamond Princess se detectó un porcentaje del 17% sobre el total de contagiados como asintomáticos. (2)
  • En una villa en Italia, sobre una base de 3000 personas, se halló que los asintomáticos representaban del 50-57% del total de infectados (3) 
  • Tomando datos de Islandia, que al ser un país con poca población y mayor facilidad de hacerle test a casi toda su población, se evidenció que los asintomáticos pueden llegar al 85% (4)
  • En Estados Unidos se hizo una investigación en California para medir los anticuerpos. Es decir determinar si la persona ya tuvo Covid-19 y posiblemente no se dio cuenta. Los resultados de la investigación arrojaron  la conclusión que de 10 a 50 veces más de las personas pensadas han tenido el virus (5)

Asumiendo que todavía tenemos falta de una evidencia más global, se puede determinar que el porcentaje de asintomáticos o de personas que ya tuvieron el virus es mucho mayor de lo que pensamos. Eso representa buenas noticias en el sentido que la tasa de letalidad del virus se puede situar inclusive en menos del 1%: Por otro lado, se plantea la idea que inclusive usted qué está leyendo este artículo, pudo haber sido infectado y quizás no se dio cuenta.  

La transmisión se da más fácil desde las personas sintomáticas que desde las asintomáticas. Los anteriores estudios también mencionaban que los asintomáticos usualmente eran de población juvenil. Esto último le da una ventaja a sociedades más jóvenes (como la de Colombia) para evitar un colapso del sistema de salud.  Otra conclusión que se da es sobre  la necesidad del buen uso del tapabocas. Este último no tiene gran potencial para evitar la enfermedad, pero sí para no propagarla.

Entendiendo que la evidencia más fuerte sugiere que la transmisión del virus se da a partir de las gotitas de saliva, las cuales son producto de estornudos o incluso de una simple conversa, el uso del tapaboca se convierte en algo  clave. Especialmente si interactuamos con personas que se encuentran en el grupo de riesgo. 

Explicando lo anterior, ahora si me centró en la cuestión de Colombia y las ciertas ventajas que tiene el país para enfrentar la pandemia: 

         4.La influencia del clima 

El virus por sí solo requiere temperaturas extremadamente calientes para ser eliminado. Es decir que en climas cálidos también es contagioso, por lo tanto la pregunta no es si se transmite o no, sino cómo se comporta. 

Anteriormente expliqué que tanto el número de casos como de muertos oficiales no es 100% confiable. Igualmente mencioné que el excedente de muertos es más fácil de detectar que el excedente de casos. Pero de igual modo,  los datos oficiales son la mejor fuente disponible (no perfecta) donde podemos entender el comportamiendo del Sars-cov-2. 

Según el presente análisis de datos, sí hay una  correlación entre el clima y el comportamiento del virus, teniendo en climas cálidos una propagación más lenta.

El virus empezó su camino en Wuhan en los meses de invierno. Después de semanas en que el Covid-19 se pudo expandir por toda China,  el segundo país del que se tiene constancia que recibió la llegada de la enfermedad fue Tailandia. Este país al igual que Colombia es una nación tropical, es decir no se enfrenta a cambios de estaciones tan marcados como en el cono norte o sur.  Esto también hace que tenga zonas donde hace calor durante casi todo el año. 

Tailandia al día de hoy tiene un total de 50 muertes confirmadas y 2800 casos, a pesar que lleva meses en dicho país y cuenta con una población de 60 millones de personas. La enfermedad llegó a Australia y Nueva Zelanda también en febrero del presente año, cuando ambos países se encontraban en verano. Al día de hoy entre los tres paises no cuentan con más de 200 muertos juntos. 

gráfico3
Gráfico 3: Muertes oficiales por país. Se comparan los dos epicentros de la pandemia en Europa (Italia y España) con naciones con un clima más favorable durante la expansión de la enfermedad.  Tomando de Our world in data.

 

El crecimiento exponencial tanto de casos confirmados como de muertos se vio especialmente en los países que estaban terminando el invierno y empezando la primavera. Así fue el caso de Italia y España, quienes empezaron a enfrentarse al virus en sus días más fríos. 

sí hay una  correlación entre el clima y el comportamiento del virus, teniendo en climas cálidos una propagación más lenta

Si vemos el gráfico sobre los países que tienen más muertes por Covid-19, el primer país tropical o que tenía climas cálido al momento de llegar la enfermedad es Brasil. De esta nación es conocida la postura de su presidente Jair Bolsonaro de minimizar la enfermedad. El confinamiento en Brasil se ha dado principalmente a través de mandatarios regionales.

Hasta ahora la cantidad de brasileños muertos por covid-19 se hallan por los 7000. Pero en esto tenemos que aclarar que la población del país  es de 209 millones de personas.  A eso hay que sumar que sus principales focos de contagio son sus dos ciudades más pobladas: Sao Paulo y Rio de Janeiro, quienes juntas tienen más de 30 millones de habitantes. 

Estamos de acuerdo que cada muerte es una tragedia, pero en términos generales Brasil no ha vivido la mortandad ocurrida en Italia ni España. No se dio a pesar de tener el doble de población que este par de países juntos, sumando al hecho que no ha habido un confinamiento a nivel nacional.   

El clima no es la única causa de la diferencia en muertes entre los brasileños y los europeos. También juegan otros factores, y esto es importante entenderlo para lo que resta de este árticulo, el comportamiento del Covid-19 no se basa en una sola causa, es la mezcla de ellas lo que nos da  el panorama general.

Estamos de acuerdo que cada muerte es una tragedia, pero en términos generales Brasil no ha vivido la mortandad ocurrida en Italia ni España.

bolsonaro
Bolsonaro ha sido uno de los personajes más polémicos con respecto a la pandemia

 

Entender la influencia del clima, plantea entonces que cada nación enfrenta diferentes retos, especialmente si hablamos de la segunda ola. Los paises del cono sur como Argentina, Chile, Sudafríca, Nueva Zelanda o Australia  van a entrar al invierno. Este hecho hace necesario que pongamos la atención en estos países para mediados del mes de julio. Aunque cabe aclarar que sus esfuerzos tempranos pudieron haber evitado el peor de los escenarios. 

La Universidad de Harvard asume como un hecho que el virus puede convertirse en estacional, lo que quiere decir que puede retornar cada año durante el invierno. China entiende que la posibilidad de una segunda ola es muy alta, por lo cual se hace necesario una mayor preparación para cuando el Covid-19 vuelva a golpear.  

Los países tropicales como Colombia no se enfrentan a estas grandes variaciones del clima. Además de algunos fenómenos como el del niño o la niña, que pueden crear inundaciones o sequía según la temporada. El cambio de clima en el país se da especialmente por la temporada de lluvias. Por lo tanto, no estamos hablando de variaciones  desde -10 a 35 grados en un año calendario, como los países del cono norte pueden experimentar.

 Esto nos ofrece una ventaja y es que si se logran buenos resultados con las actuales medidas, no es necesario hacer grandes cambios ante el temor de una nueva oleada en un hipotético invierno. La clave en este caso es estar pendiente de los brotes de infección producto de las personas que llegan del extranjero. 

Las razones por las cuales existe un comportamiento diferente no son únicamente por el calor en sí. Hay dos hipotesís, la primera es que el sistema inmunológico humano varía conforme al clima. La revista science lo explica de este modo:

 

La segunda hipotesis apunta que el comportamiento humano en los climas también varía la capacidad de propagación del virus. Durante el invierno la gente se mantiene en lugares cerrados y ya hay evidencia que apunta a que los brotes en China se dieron en lugares cerrados. La vida exterior es un aliado para nosotros.

Hay un caso en particular que es el de Guayaquil en Ecuador, el cual ha sido hasta ahora una de las ciudades donde la enfermedad ha demostrado lo peor de sí. Sobre este tema hablaremos más adelante. 

             6)  Distribución de edad de la población: 

Es conocido que las principales víctimas del coronavirus son personas mayores. Dado este hecho,  la edad de la población  es importante para ver el potencial peligro que cada país enfrenta. En Italia 17 de cada 100 personas son mayores de 70  años,  en España son 14, Estados Unidos 10,  Francia 14 y Colombia 5. 

Un caso paradójico es el de Japón, un país que por su cercanía con China vio la llegada del virus más rápido que la gran mayoría de naciones. Con la población más envejecida del mundo, no sería raro pronosticar una alta mortalidad en dicho país. La ventaja de Japón  es una cultura que tiene bastante menos contacto físico que la nuestra. Además, el uso del tapabocas para proteger a los otros de contagio viene desde antes del brote de esta pandemia.

figura5
Mapa de distribución de la población mayor de 70 años. Fuente: our world in data

Hay un país en especial que resulta bastante interesante para analizar con respecto al comportamiento del virus y ese es Irán. Dicho país tiene un 4% de población con más de 70 años, pero lo que lo hace interesante al menos para Colombia, es que fue el primer país no rico que se enfrentó a la pandemia.

Se puede decir que Irán hizo todo mal, se demoró mucho en hacer un confinamiento  teniendo ya bastantes muertos, se promovieron movilizaciones masivas  y el regimén Ayatolá no le prestó mucha atención al menos en el principio.  

Al día de hoy Irán tiene oficialmente alrededor de 6500 muertos. Teniendo en cuenta que es un país en vía de desarrollo, que no se tomó enserio el virus, que fue de uno de los primeros brotes de la epidemia y que además cuenta con 82 millones de habitantes. Sus números con respecto a los paises peor golpeados son claramente menores. La diferencia en la tasa de fatalidad puede verse influenciada por su población más jovén.

El caso de Irán es un espejo importante para Colombia, en especial para evidenciar cómo una población con condiciones demográficas parecidas a la nuestra vive el virus con un nulo control en su inicio. La edad de la población es una de las ideas más fuertes para entender las diferencias de la mortalidad entre los paises europeos y latinoaméricanos. 

Brasil del que habíamos hablado anteriormente, sin control desde el poder central, también se pudo favorecer de la edad de la población para tener una menor tasa de mortalidad. Colombia cuenta entonces con las ventajas climáticas y demográficas de Brasil, pero también con una rápida intervención que frenó el crecimiento exponencial de la enfermedad.  

             7) La vacuna obligatoria de CBG y su relación con el Covid-19

Antes de entrar en este argumento, he de admitir que es el más debíl de los que anteriormente he presentado. De igual modo hay actualmente  estudios en proceso que buscan encontrar si hay una relación entre la vacuna de la tuberculosis con la tasa de mortalidad en determinado país. 

La enfermedad infecciosa que más mata en el mundo es la tuberculosis. En la actualidad se encuentra concentrada en los paises más pobres y es una de las mayores causas de muerte para las personas que tienen VIH.  La tuberculosis es una bacteria, por ende su vacuna no sirve para tratar un virus. 

A pesar de lo anterior la vacuna CBG es obligatoria en casi todos los paises del mundo y se aplica a nivel masivo en la mayoría de ellos. Uno de los beneficios de la vacuna es preparar al organismo frente a enfermedades respiratorias e infecciosas

La principal razón para traer este argumento sobre la relación de la vacuna contra la tuberculosis y una propagación menos mortifera se da a partir de lo siguiente:

tuberculosis y
Gráfico 6: Distribución mundial de la obligateriedad de la vacuna contra la tuberculosis. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3062527/

En este gráfico vemos 3 colores: el  naranja  son los países donde la vacuna es obligatoria. En morado están los países donde recomiendan la vacuna pero no es obligatoria. En rojo hallamos los países que nunca tuvieron un programa de vacunación frente a la tuberculosis.

La tuberculosis es una bacteria, por ende su vacuna no sirve para tratar un virus. 

Como bien podemos notar la gran mayoría de países tiene la vacuna obligatoria. Pero es necesario remarcar que los dos paises con mayor cantidad de muertos por la enfermedad: Estados Unidos e Italia, nunca tuvieron un programa de vacunación CGB obligatoria.  

graafico4

Genera curiosidad pensar que entre el top 10 de los paises con más muertes por Covid-19: 8 no tienen la vacunación contra la tuberculosis como obligatoria. Solamente aparece Irán y Brasil, de los cuales dijimos que dado el número de su población no han tenido una tasa de mortalidad alta.  A esto también se le suma las cuestionables medidas de Bolsonaro y Al- Jameini. 

Ecuador y sobretodo Guayaquil nos dejó fuertes imágenes sobre el Covid-19. Su demografía es muy parecida a la de Colombia:  población jovén y con climas muy parecidos, incluso Guayaquil es una ciudad que se caracteriza por altas temperaturas. No deja de ser curioso que el único país de Sudámerica que no tiene como obligatoria la vacuna contra la tuberculosis sea Ecuador.  Dicho país tiene la tasa de mortalidad más alta con respecto al tamaño de su población en toda latinamérica. 

Los problemas de Ecuador no son solamente por la obligatoriedad de la  vacunación CGB, políticamente también han cometido errores.  En este punto podemos decir que otra ventaja que tiene Colombia es que sus medidas fueron tomadas relativamente en buen tiempo. Los eventos masivos se habían cancelado anteriormente y las cuarentenas empezaron con un número relativamente bajo de personas infectadas o muertas.  

Dicho lo anterior, no pretendo afirmar que el uso masivo de esta vacuna ayude a erradicar el virus, pero  su potencialidad puede disminuir. Sin embargo, es mejor ser cautelosos y esperar por nuevas investigaciones que complementen este asunto, pero acá nos hallamos con algo interesante. 

           8) Inmunidad del rebaño: 

El concepto fue popularizado como la estrategia de Boris Johnson para tratar la pandemia en Reino Unido. Dicho país se retractó pero Suecia siguió su camino y ha tenido resultados discutibles. La idea basicamente consiste en dejar que el virus se mueva libremente por la población y esperar que el 70% desarrolle los anticuerpos, así el virus pierde su capacidad de propagación exponencial. 

 De este modo se ha evidenciado buenos resultados con la transmisión de plasma, que en últimas consiste que de la sangre de una persona recuperada se pueda transferir a las personas que están sufriendo la peor parte de la enfermedad. De este modo los anticuerpos terminan de hacer su trabajo. 

borisjhonson
Boris Jhonson, primer ministro británico puso el concepto de innmunidad del rebaño en la agenda pública.

 

Claramente la Inmunidad del rebaño tiene un alto sacrificio en vidas humanas, por lo cual en algunos paises se decidió optar por evitar esta idea. Ahora bien, dado que la llegada de la vacuna puede tardar más de un año, es insostenible por cuestiones sociales y económicas una cuarentena de esa duración.

También hay otro problema y es con respecto a si una vacuna es efectiva al 100%. Según el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, la vacuna contra la Influenza, enfermedad que se lleva más de 250.000 vidas al año, tiene una tasa de efectividad entre el 40-60%.

La vacuna no es la solución total al problema, primero porque no sabemos su grado de efectividad, segundo porque no conocemos cuando puede llegar a Colombia de una manera masiva. Lo anterior hace que para evitar un colapso económico que empeore más la situación, va a ser necesario que se alcance la inmunidad de la manada.

El Covid-19 no es el único problema de Colombia, recordemos que también tenemos que enfrentarnos con otras enfermedades, crisis ecónomica, corrupción y combatir todavía  la pobreza en el país. Los trapos rojos se han convertido en el símbolo de viejos problemas que brotaron durante la pandemia. Detras de esto hay un asunto más grave y es que incontable cantidad de colombianos hoy están alimentandose peor que hace dos o tres meses.

 

trapos-rojos

Los mercados o las ayudas del gobierno no son suficiente para que las personas se alimenten del mismo modo que antes. Esto significa que ellos tendrán un sistema inmune más débil para enfrentar el virus; siendo esto bastante más peligroso para aquellos que siempre sufren lo peor: los más pobres.

El principal problema con respecto a la inmunidad es el tiempo que duraría en el organismo. En esta carrera contra la pandemia recordemos que cada mes que pasa es un aumento significativo de conocimiento sobre tratamientos. Mientras se espera una vacuna que no será la panacea,  pero que calmará un poco el pánico general, tenemos que evitar que el remedio provisional sea peor que la enfermedad. 

Esto significa que ellos tendrán un sistema inmune más débil para enfrentar el virus; siendo esto bastante más peligroso para aquellos que siempre sufren lo peor: los más pobres

Conclusiones para Colombia: 

Durante este texto quise especialmente responder a 3 objetivos:

  • Informar que el comportamiento del virus no es el mismo en todos los territorios. La situación de Italia y España que tanto nos generó miedo, es muy díficil que suceda en Colombia
  • Lo que influye en el comportamiento del virus va más allá de las decisiones políticas, no creo que las medidas deban ser las mismas para todos los territorios.
  • Marcar una voz contra el autoritarismo que se ha multiplicado en el país. Utilizando el miedo y con el complejo de “salvador de vidas”, los alcaldes y gobernadores han tomado decisiones que van en contra de la constitución.

Debido a factores como el clima, la vacuna obligatoria contra la tuberculosis y otro tipo de factores que seguramente dejé afuera a la hora de redactar el texto. Me aventuro a pensar que nuestro mayor problema no será la pandemia rápida, que en últimas es lo que debe conducir las acciones del gobierno.

La muerte de colombianos por Covid-19 es inevitable, así como lo son las muertes por otro tipo de factores en el país. Lo más importante es tomar decisiones racionales que puedan evitar un colapso en nuestro sistema de salud.  Hay otro aspecto que Colombia también tiene como ventaja y es el tiempo.

Han pasado 5 meses desde que comenzó la pandemia y la ciencia ha descubierto tratamientos cada vez mejores. En espera que el conocimiento se siga acumulando, ya hay planes que incluyen: Remdisivir, parches de nicotina, tratamiento de plasma, entre otros más.

Por su parte, la cuarentena permitió mejorar el sistema de salud, tenemos por ejemplo el trabajo que se hizo en corferias en Bogotá. El sistema sanitario ha mejorado su capacidad, por lo que ya se puede atender a un número mayor de personas.  Conforme se va ganando tiempo mayores son las probabilidades de manejar la pandemia de manera efectiva. 

También quisiera añadir que debido a las condiciones de la población general del país, los asintomáticos van a representar una porción aún más grande de infectados. Esto puede sonar como mala noticia, pero es positiva ya que cada día hay una cantidad de recuperados que no han entrado en estadísticas oficiales; de esta manera, pero de un modo todavía lento se puede llegar más rápido de lo pensado a la inmunidad del rebaño.

Para complementar lo anterior, también hay otra luz de esperanza y es acerca sobre la posibilidad de mutación del virus. En este caso debemos considerar que debido a la velocidad del contagio, las mutaciones que más pudieron haber funcionado son aquellas que precisamente matan menos. La noticia de una mutación del Covid-19 no necesariamente es una mala noticia, recordemos el fin de los viurs es reproducirse más no matar, y si el Sars-Cov-2 encontró un mecanismo más contagioso pero menos dañino, podemos considerarlo como algo positivo.

Riesgos: 

Para el caso colombiano considero que el principal riesgo es que la enfermedad sea devastadora en los municipios más marginados. Tal como está sucediendo en Manaos (Brasil), la llegada del Covid-19  es una pesima noticia para aquellas poblaciones que no cuentan ni siquiera con un centro de salud decente.

Es necesario minimizar los riesgos, por lo que sugiero las siguientes ideas:

  • Mayor promoción del teletrabajo
  • Flexibilidad horaria de las empresas para evitar aglomeraciones
  • Uso del tapabocas en los medios de tranporte público
  • Inteligente uso del pico y cedula en diversos negocios tales como banco
  • Profundizar la digitalización
  • Evitar los eventos masivos durante más tiempo

Tip para la salud mental: 

No he visto estudios que determinen cuál es el porcentaje de la población que tiene miedo de morir por Covid-19, pero lo que si estoy es seguro es que es superior a la real probabilidad de muerte. Hay un concepto que le descubrí a Daniel Kahneman en su gran obra “Pensar rápido, pensar despacio”: Heuristica de la disponibilidad. 

Basicamente lo que hace este sesgo, es que los humanos no calculamos de modo racional el riesgo. La gente suele tener más miedo por un accidente aéreo que por uno automovilistico,  aunque las estadísticas son contundentes en determinar cuál medio de trasnporte es más seguro. En eso influye que cuando hay un accidente de avion ocupa la primera  plana de los periodicos, mientras que los miles de muertos a diario en accidentes en carretera son olvidados.

Calculamos el riesgo con base en la información que recibimos y con unos medios volcados a hablar del Covid-19 hace que  se distorsione su peligro.  Es verdad que estamos ante una pandemia, pero no es lo único que está matando, estadísticamente nuestros riesgos de morir por cualquier otro tipo de cosa es mayor que el de morir por Covid-19.  Lo mismo aplica para nuestros seres amados.

Con el anterior párrafo no quiero decir que nos despreocupemos del Covid-19, esto es una pandemia y merece todo el respeto y las precauciones necesarias. Lo que pretendo es vacunar contra el miedo, dar a entender que no es ni siquiera una de las 10 primeras causas de muerte en el mundo. Para un país como Colombia, sigue siendo más peligroso el hambre que el mismo Covid-19

Debemos tomar distanciamiento social si queremos que Colombia no sufra gravemente por la enfermedad, pero como lo expuse a  lo largo de este texto hay razones para ser optimistas. Obviamente de nada sirve ser optimista si no se tiene responsabilidad y eso  es a lo que invito a todo aquel que haya llegado hasta aquí en el presente texto.  

Valoro cualquier crítica hacia este escrito, especialmente si se hace con base en evidencia científica. Lo importante no es que yo tenga la razón, lo importante es que el conocimiento siga creciendo para enfrentar el miedo.

Referencias:

(1) https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/26/7/20-0282_article

(2) https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.10.2000180/

(3) https://www.regenhealthsolutions.info/wp-content/uploads/2020/04/Covid-19-identifying-and-isolating-asymptomatic.pdf

(4) https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.04.06.20055582v1

(5) https://www.livescience.com/coronavirus-antibodies-widespread-in-santa-clara.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s