¿Por qué fracasan los países?

Análisis del libro de Daron Acemoglu y James Robinson. 

  • Qué hace que un país tenga más prosperidad que otro
  • El rol de las instituciones 
  • No hay sociedad condenada al fracaso 

En 2012 fue publicado un libro que se convirtió referencia en cuanto a debates políticos y económicos. “Por qué fracasan los paises” es una obra  que busca responder  la pregunta sobre lo que separa a los países ricos de los pobres. Un poco el nombre del texto y la pregunta a responder  nos puede recordar a un clásico de la economía:  “La riqueza de las naciones” de Adam Smith.

512uQmmhB-L._SX319_BO1,204,203,200_

La tesis principal de esta obra es que el factor principal para que un país prospere radica en sus instituciones. Entendiendo a las instituciones como aquellas estructuras  que le  dan sentido a la existencia del estado: impuestos, seguridad, libertades, educación, formas de gobierno, etc. Para este trabajo los autores proponen la existencia  de dos tipos de instituciones: inclusivas y extractiva.

Las instituciones exctractiva son aquellas diseñadas por parte de un poder central cuyo  fin es vivir del trabajo de los otros. De tal modo, casi toda sociedad en la cual las personas trabajen únicamente enfocadas en “el bien colectivo” o el de una entidad (como un rey, emperador), suelen ser extractivas. Alrededor de la historia incontables personas pasaron sus vidas trabajando fuertemente, pero viendo escasas o ninguna retribución a su esfuerzo.

Las instituciones inclusivas por su parte, le ofrece la posibilidad a sus habitantes de obtener ganancias personales con base a su trabajo. En este caso lo más importante es promover la innovación y el mejoramiento de la calidad de vida a partir de las iniciativas privadas, sin el miedo latente a que todas las ganancias queden en el tirano de turno.  Como se puede evidenciar en estos párrafos, estamos abordando una obra con un marcado pensamiento liberal.

Entendiendo a las instituciones como aquellas estructuras  que le  dan sentido a la existencia del estado: impuestos, seguridad, libertades, educación, formas de gobierno, etc. Para este trabajo los autores proponen la existencia  de dos tipos de instituciones: inclusivas y extractivas.

La obra por supuesto no se centra solo en el factor económico; los autores a lo largo del escrito dan pistas que es necesario una inclusión también en materia de derechos.  Por lo que se entiende que no se puede alcanzar una sociedad próspera en el largo plazo, si grandes segmentos de la población se encuentran excluidos.

Qué es lo que causa la desigualdad

border-Nogales-Ariz-Mex
Frontera de Estados Unidos y México tomando como base la ciudad de Nogales

Los autores comienzan mencionando a la ciudad de Nogales, la cual se encuentra dividida entre Estados Unidos y México. Un muro da pie a un nivel de vida muy diferente en ambos lados de la misma ciudad. No estamos hablando de  una fiel replica del muro de Berlin, pero sí es una fuente de inspiración para el trabajo de estos economistas.

No tenía sentido para Acemoglu y Robinson que lo que hace que un lado de la ciudad sea pobre y el otro rico fuese una cuestión de cultura. Ambos territorios pertenecen a la misma zona geográfica, por ende una cultura muy parecida. Lo mismo aplica para cualquier otro tipo de argumento utilizado en la historia para entender el por qué de estas diferencias. Ya que anteriormente se proponía entender este tipo de desigualdades desde: religión, cultura,  raza, geografía, etc.

Precisamente el libro dedica varias de sus páginas a desmentir antiguas ideas que se tenía sobre por qué una sociedad podía fracasar. Cada una de estas ideas fue desafiada colocando siempre un ejemplo de una comunidad que prosperó a pesar de  X tipo de condiciones.

El ejemplo que puede explicar como una sociedad prospera en medio de la adversidades es Japón. Hablamos de una isla es proclive a los terremotos o tsunamis; que no tiene abundancia de recursos naturales y además es un espacio pequeño para una población muy grande. En medio de todos estos inconvenientes Japón pudo triunfar; por otro lado países como el Congo o Angola tienen un infinito número de ventajas naturales pero viven en la pobreza.

Así, el libro se convierte en una especie de atlas donde se hablan de diversos casos alrededor de todos los continentes. Historias de cómo países fracasaron o prosperaron, con un énfasis a los eventos ocurridos desde el siglo XV, especialmente el XX. Los autores prestan atención  a qué tipos de instituciones se estaban dando en cada territorio y empezaron a identificar ciertos patrones que construyeron su idea central.

Sobre el poder político 

Acemoglu y Robinson se dedicaron a  atacar todos aquellos gobernantes que construyeron sociedades extractivas; aquí unos pocos ejemplos:

  • La colonización en latinoamérica tuvo una institución llamada las encomiendas. Básicamente esta era un tipo de impuesto que tenían que pagar los explotados indígenas para poder ser evangelizados. El pago a tan arduo trabajo eran pocas raciones de comida y una especie de falsa protección.
  •  Robert Mugabe fue dictador en Zimbabwe.  La corrupción llegó a tal punto que siendo él amo y señor del país, se ganó la lotería nacional. En ese entonces el 94% del país se encontraba desempleado
  • Los absolutismos del imperio otomano donde alguna vez se prohibió el acceso al conocimiento y las bibliotecas. Todo con la excusa de mantener a la población alineada con los objetivos de los emperadores.

acemoglu y robinson

A esta altura podemos asumir la idea que las sociedades tienen mayor tendencia a ser extractivas que inclusivas. Esto tiene sentido si observamos que ciertas ideas como la igualdad ante la ley, los derechos de propiedad o la democracia representativa; son logros relativamente nuevos en la historia humana. Las familias o los poderes dominantes a lo largo del tiempo, no tuvieron en su mayoría ningún incentivo enfocado en mejorar el nivel de vida de las mayorías.

Para hablar de los eventos que gestaron el camino hacia comunidades más inclusivas, los autores traen a colación: la revolución gloriosa (cuando los parlamentarios junto a Guillermo de Orange acaban con la tiranía de Jacobo II), la revolución francesa o las últimas transformaciones en Botswana, etc.  Las sociedades inclusivas entonces se van gestando a partir de la apertura del comercio, la posibilidad de generar riqueza a varios y la ampliación de los derechos civiles.

Por otro lado, los autores son bastantes admiradores de  los movimientos por la reivindicación de los derechos civiles. Se le dedican páginas a personajes emblemáticos como James Meredith (primer negro en una universidad de Mississipi en estados Unidos), Rosa Parks (la mujer que se negó a ceder su puesto) o Martin Luther King (insignia de los movimientos pacíficos).

image-placeholder-title

Rosa Parks

Aunque en la obra se considera que las revoluciones sociales han sido importantes para llegar a un nivel superior de inclusión social. También existe una fuerte crítica a muchas otras revoluciones que para lo único que sirvieron fue para reemplazar el tirano, por más justas que hayan sido las banderas que defendían.

Inclusive bastantes de los tiranos referenciados en la obra precisamente provenían de ser lideres de revoluciones. Por lo tanto, existe una fuerte crítica a pensar que los procesos de transformación hacia instituciones inclusivas dependan en exclusiva de los políticos. En esto fueron claro los autores, cuando mencionaron la importancia que tuvieron protagonistas por fuera de la política, como los reseñados afroamericanos o los comerciantes durante el renacimiento.

Finalmente, otro de los factores clave que consideran Acemoglu y Robinson sobre las instituciones inclusivas es que permite más innovación. Para ello, toman el ejemplo de la Unión Soviética, una nación que al parecer contradecían las tesis de estos autores. Los sovieticos fueron un pueblo claramente extractivista; pero que se ubicó como potencia por diversas décadas.  El argumento de ellos es mencionar que a pesar que la Unión Soviética tuvo este crecimiento, finalmente la falta de innovación fue algo que los dejó atrás en la carrera por la supremacía.

La falta de innovación en tecnología o en mejoras de estilos de vida, se da especialmente en aquellas poblaciones que son extractivas. No hay incentivos para que la gente busque novedosas soluciones, si para ello tiene que pasar primero por complejos tramites burocráticos. Esto es peor, si al final todos los réditos del trabajo terminan bajo un poder central.

También existe una fuerte crítica a muchas otras revoluciones que para lo único que sirvieron fue para reemplazar el tirano, por más justas que hayan sido las banderas que defendían.

Algunas consideraciones sobre la obra:

Una de los aspectos positivos de este trabajo, se da en que nos ayuda a comprender el compromiso y la responsabilidad que tenemos al ser parte de una sociedad. El argumento de los autores es que lo que determina principalmente los resultados de un país, es la construcción de sus instituciones; por fortuna ello podemos participar activamente.

Esto quiere decir que no hay ningún país condenado; que porque un país ha sido pobre toda su historia, no significa que esté destinado a serlo siempre.  Parafraseando a Popper, podemos pensar que quienes estamos vivos hoy somos responsables del tipo de sociedad que tendrán nuestros hijos mañana. La historia, la geografía o la religión, son difíciles de cambiar, pero en la construcción de instituciones podemos participar todos.

Hay varias críticas que tengo al libro pero las resumiré en los siguientes 5 puntos:

  1.  No existe la monocausalidad. No se puede pensar que hay una simple respuesta a problemas complejos es la construcción de un país. Puedo estar de acuerdo con los autores con que las instituciones es uno de los factores principales para el éxito de un país. Esto no significa que sea la única razón ni mucho menos la más importante.  Las condiciones naturales como la estabilidad de las crecientes del Rio Nilo,  ayudó a que Egipto tuviera la posibilidad de construir una civilización.  También influye el tema de la suerte; especialmente en tiempos antiguos cuando una nación pudo tener muy buenas instituciones, pero las plagas acabaron con la mayoría de la población.
  2.  ¿Qué es fracasar?, la respuesta que los autores dan tiene que ver mucho con lo económico y con el derecho, pero esto excluye otras miradas. Una de las razones por las cuales se ha pensado el tema de la pobreza en la India, ha sido plantear que su misma cosmovisión influye para que las poblaciones no busquen ciertos cambios. El hinduismo no le importa mucho los bienes materiales ni la vida terrenal, millones de ciudadanos reflejan esta posición. Quizás para ellos el éxito se mida en el modo en que cumplen los designios de su creencia.
  3. Hay un problema recurrente cuando se plantea un mundo binario; cuando se dice que una sociedad es inclusiva o extractiva  nos hace olvidar de  los grises.  Brunei es un país donde hay un poder totalitario del rey, pero no existe pobreza extrema gracias a que el soberano ofrece un mínimo nivel de vida para su población.  La ausencia de pobreza extrema no ocurre en países más democráticos como Estados Unidos. China está a punto de convertirse en la primera potencia con un sistema que le abrió la posibilidad a gente volverse rica y así ha sucedido. Pero el control político sigue siendo represivo, incluso negando derechos a comunidades como los Uigures. ¿Dentro del espectro está China más cerca a ser inclusiva o exclusiva?
  4. ¿Qué es una sociedad totalmente inclusiva?, es fácil pensar una totalmente extractiva como lo puede ser el mundo orwelliano de 1984, más no existe una idea clara sobre cómo sería esta clase de utopía
  5. Hubo civilizaciones extractivas y  prósperas. Es cierto que la obra se adecua más a los tiempos actuales, donde contamos con más recursos para poder enfrentar a los tiranos. Pero si vemos grandes imperios de la antigüedad, estos se forjaron con la esclavitud, como es el caso de los egipcios. No tengo la información que me  permita comparar si los rivales del antiguo Egipto eran más democráticos; lo que si es claro es que los dominantes fueron los que construyeron sus más grandes obras gracias a los esclavos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s