El autor y la obra

Separar al autor de la obra puede ser una labor más que complicada para muchos. Por ejemplo,  a raíz de los escándalos productos del movimiento #MeToo, existió un llamado para que la gente dejara de ver las películas u obras donde participaran algunos de los acusados, en especial si tenían un rol central. Dicho argumento se basa en la idea que si son conocidos los hechos, seguir consumiendo dicha producción es de un modo u otro respaldar al culpable. 

leer Más